febrero 06, 2014

Alimentos Perjudiciales para el Cerebro



Un alimento mientras más procesado esté menos saludable será


El cerebro tiene una gran plasticidad y se acomoda fácilmente a nuestras órdenes y hábitos. Los alimentos que recibe también marcan su manera de funcionar, van envejeciéndolo antes de tiempo.



Los alimentos muy salados

La necesidad fisiológica de sal por el cuerpo humano es muy baja, con menos de 7 gramos por día para los adultos, y menos de 4 gramos por día para los niños. Comer a menudo los alimentos salados puede dañar las arterias, afectar el suministro de sangre al tejido cerebral, lo que hará que las células del cerebro permanezcan bajo la condición hipóxica isquémica y por un período largo, causa la pérdida de memoria y el envejecimiento prematuro del cerebro.



Azúcar refinada
El azúcar refinada es un veneno para el organismo. Es una sustancia altamente adictiva, que lleva a comer en exceso, y va generando mucho daño a los órganos. Estos son algunos sinónimos que aparecen en las etiquetas y que esconden la gran cantidad de azúcar que pueden tener algunos alimentos: jarabe de maíz, sorbitol, maltodextrina, glucosa, maltosa, etc.

Esta recomendación es extensible en general para los alimentos altos en glucosa y que no son precisamente naturales. Un buen ejemplo son los carbohidratos simples, como harina blanca, o arroz blanco, y otros alimentos blancos que han sido desprovistos de sus verdaderas cualidades nutritivas. Una fuente muy común de azúcar refinada son las bebidas gaseosas, que además incluyen otros ingredientes muy nocivos para la salud.

Si se mantiene un alimento graso dentro de un bol de azúcar, se endurece, se oxida. Es lo que se conoce como fenómeno de Maillard. Esa misma oxidación puede darse  a largo plazo  en el cerebro si le damos un exceso de azúcar.

Los alimentos que contienen metales pesados y neurotoxinas

Plomo. El plomo puede sustituir la actividad de otros minerales como hierro, calcio y zinc en el sistema nervioso, por lo que es un gran "killer" de las células cerebrales. Entre los alimentos que contienen plomo se incluye principalmente las palomitas de maíz.

Arsénico. En el aire, se instala por la combustión del carbón y la fundición de los metales. Se encuentra en los alimentos marinos, especialmente en los moluscos.


Acrilamida. Es un compuesto que se forma durante el calentamiento a temperaturas superiores a 100 grados centígrados, es decir durante la fritura y el horneado, de alimentos vegetales ricos en su composición en azúcares y pobres en proteínas. Se encuentra en las patatas fritas, chips, snacks de patata, galletas, café, frutos secos, tostadas, productos de panadería así como en el cacao.

Los alimentos que contienen lípidos peroxidados

Este tipo de alimentos son los alimentos que han sido fritos en aceite con la temperatura por encima de 200°, o los alimentos que han sido expuestos bajo la luz del sol por un largo tiempo, como el pescado ahumado, pato asado o gansos. Al comer demasiado de estos alimentos, hará que los lípidos peroxidados se acumulen en el cuerpo y destruya el sistema metabólico de ciertas enzimas, lo que lleva al envejecimiento prematuro del cerebro o la demencia.



Grasas procesadas

Todas las grasas están compuestas de ácidos grasos saturados e insaturados. Se denominan saturadas o insaturadas dependiendo de cuánta cantidad de cada tipo de ácido graso contienen.

Tipos de grasas 


Grasas saturadas

Si el cuerpo humano no obtiene ácidos grasos naturales (es decir, no hidrogenados), no es capaz de formar células normales sanas. En su lugar, produce células anormales.


Los alimentos con muchas grasas saturadas son productos animales, tales como la mantequilla, el queso, la leche entera, el helado, la crema y las carnes grasosas. Una dieta alta en grasa saturada incrementa la acumulación de colesterol en las arterias.


Las grasas insaturadas

La mayoría de los aceites vegetales que son líquidos a temperatura ambiente tienen grasas insaturadas. Hay 2 tipos de grasas insaturadas:

* Grasas monoinsaturadas que abarcan el aceite de oliva y de canola
* Grasas poliinsaturadas que abarcan aceite de cártamo, girasol, maíz y soja (soya) 


Los ácidos grasos-trans

Son grasas perjudiciales que se forman cuando el aceite vegetal se endurece en un proceso llamado hidrogenación. Las grasas hidrogenadas o "grasas trans", a menudo se utilizan para conservar algunos alimentos frescos por mucho tiempo. Están en comidas fritas y alimentos que contienen aceites hidrogenados o parcialmente-hidrogenados. Se pueden encontrar en galletitas, panes industriales, golosinas y en restaurantes de comidas rápidas o fast food.

Los ácidos grasos de forma trans alteran el transporte normal de minerales y otros nutrientes a través de las membranas celulares. Debilitan la estructura y función de la célula. El cuerpo no los sintetiza adecuadamente.


Margarina. Las grasas hidrogenadas nacieron cuando se supo que el consumo excesivo de grasas saturadas (presentes en alimentos de origen animal) causaban males cardiovasculares y cerebro-vasculares. Así, la industria de la alimentación buscó nuevas alternativas: se hidrogenaron parcialmente los aceites líquidos (que al ser de origen vegetal no tienen colesterol) para volverlos sólidos a temperatura ambiente y usarlos en lugar de las grasas de origen animal.

Para la elaboración de la margarina se le inyecta una gran cantidad de hidrógeno  que es el que genera su endurecimiento y forma manejable a la hora de untar  lo cual a su vez provoca que el aceite vegetal se llene de grasas hidrogenadas, que son las causantes de aumentar el colesterol malo y reducir el bueno de la sangre. Mientras más dura esté la margarina más dañina es.

A la margarina le falta sólo una molécula para ser plástico. Se le añade hidrógeno, lo cual cambia la estructura molecular de las substancias.

El cuerpo no puede incorporar los ácidos grasos trans en las membranas, lo que provoca deformaciones celulares. Manteca vegetal y aceites vegetales parcialmente hidrogenados aceleran el envejecimiento y los cambios degenerativos en los tejidos.

Efectos

* Triple riesgo de enfermedades coronarias.
* Aumenta el colesterol total y el LDL (El colesterol malo) y disminuye el HDL (El colesterol bueno).
* Aumenta en cinco veces el riesgo de cáncer.
* Disminuye la calidad de la leche materna.
* Disminuye la reacción inmunológica del organismo.
* Disminuye la reacción a la insulina.


Ingredientes alimenticios procesados perjudiciales para el cerebro


Edulcorantes artificiales

Sustancias que proporcionan sabor dulce a los productos alimenticios y/o que son utilizados como edulcorantes de mesa. Sustituyen a los azúcares como endulzadores de los alimentos.


Sacarina. Sustancia sintética con un gran poder edulcorante (5 centigramos equivalen a 30 gramos de sacarosa). Utilizada en bebidas refrescantes, yogures edulcorados, en productos dietéticos para diabéticos, etc.  Demasiado consumo de sacarina traerá daños a las células cerebrales.

Aspartame. Se comercializa en forma de polvo blanco y tiene un poder edulcorante 200 veces superior al del azúcar. Se encuentra en muchos alimentos sin azúcar, como algunos chicles, refrescos y en alimentos dietéticos y para diabéticos. El aspartame libera alcohol de metilo. El resultante es un envenenamiento de metanol crónico que afecta el sistema de dopamina del cerebro causando adicción.

Glutamato monosódico (MSG)Se usa en condimentos y aderezos. Si los niños comen MSG, éste les puede provocar la necrosis de las células del cerebro, mientras que si las mujeres embarazadas comen MSG, puede conducir a la deficiencia de zinc en el feto, lo cual puede afectar el desarrollo intelectual del bebé.


Aditivos alimentarios perjudiciales para el cerebro

Son aquellas sustancias que se añaden intencionadamente a los productos alimenticios sin el propósito de cambiar su valor nutritivo, con la finalidad de modificar sus caracteres, técnicas de elaboración, conservación y/o para mejorar su adaptación al uso que se destinen.


Colorantes artificiales

El colorante se utiliza en una variedad de productos alimenticios para mejorar el color y hacer un producto más atractivo. Los colorantes se disuelven en agua y se utilizan en bebidas, productos lácteos y alimentos para mascotas.


Tartracina

Es uno de los colorantes artificiales más utilizados en los alimentos. Su uso está autorizado en más de sesenta países, incluyendo entre ellos los de la Unión Europea y Estados Unidos. Está prohibida en Austria, Finlandia, Noruega y Suiza. 


La tartrazina (en inglés tartrazine) como colorante posee los códigos E102 (Unión Europea) y Amarillo 5 o Yellow 5 (FDA-USA), por lo que es posible identificar cuales alimentos, bebidas u otros productos contienen tartracina, al revisar sus ingredientes en la etiqueta.


Confiere a los alimentos y bebidas un tono amarillo más o menos anaranjado, dependiendo de la cantidad añadida. También se utiliza para obtener colores verdes, al mezclarlo con colorantes azules.

Para evitar la obesidad infantil es recomendable que los niños no estén expuestos a productos como los helados, gaseosas, caramelos y chicles. Los snacks como las papas fritas y condimentos como la mostaza también pueden contenerla. También podría causar alergias como la urticaria, conllevar a un edema y ocasionar rinitis.

Fructosa
Es un azúcar encontrado de manera natural en frutas y miel así como en alimentos procesados y en bebidas endulzadas, azúcar de mesa, golosinas, zumos procesados y alimentos procesados.

En pequeñas cantidades, la fructosa no hace daño. Cuando la ingerimos en altas cantidades a través de productos elaborados industrialmente se convierte en un problema para la salud. Cuando el hígado se sobrecarga de ella, el exceso de fructosa termina en el torrente sanguíneo como los triglicéridos y también levanta el azúcar de la sangre.

La fructosa es más peligrosa que otras formas de azúcar, principalmente debido al hecho de que el organismo la metaboliza de manera diferente. A diferencia del exceso de glucosa, que pasa a través de nuestro tracto digestivo y se desecha, el 100 por ciento de la fructosa consumida es absorbida por el hígado. Una vez allí, la fructosa causa un aumento de grasa en la cavidad abdominal y aumenta los niveles sanguíneos de los triglicéridos  ambos son factores de riesgo de enfermedades cardiacas y diabetes. La mayoría de la fructosa consumida es literalmente almacenada como grasa.

Efectos

* Eleva la presión arterial.
* Aumenta los triglicéridos.
* Aumenta el colesterol malo (LDL).
* Facilita la acumulación de grasa en las vísceras (sobre todo en el hígado).
* Incrementa la presión arterial.
* Incrementa el ácido úrico porque omite pasos enzimáticos en el organismo.
* Produce tejido adiposo causante  de la obesidad: provoca desórdenes bioquímicos.

Jarabe de maíz de alta fructosa

Es un edulcorante líquido, transparente, obtenido del maíz después de un largo proceso. Se comienza con un almidón o fécula de maíz, se somete a altas temperaturas repetidas veces, se rompe su estructura molecular, se vuelve a refinar, se blanquea y filtra hasta quedar una sustancia "pura", un almíbar con un grado de concentración ideal para su comercialización.

Las grandes compañías alimenticias han aprovechado los beneficios que ofrece el jarabe de maíz a nivel industrial. Se utiliza en productos ultra dulces, se conservan por más tiempo en una envoltura y crean adicción al paladar.

La cantidad real de fructosa en productos alimenticios con jarabe de maíz alto en fructosa, nunca ha sido oficialmente revelada, sólo se ha estimado.


Aceites vegetales hidrogenados


La hidrogenación

Es el proceso de calentamiento de aceite vegetal líquido y la combinación con gas hidrógeno. Las grasas hidrogenadas o aceites también se denominan grasas trans, un término que se refiere a los cambios de unión de la disposición de los átomos de carbono. Estas grasas hechas por el hombre no tienen beneficios para la salud y se sabe que aumentan el colesterol y contribuyen a la enfermedad de la arteria coronaria.

El cuerpo no las sintetiza adecuadamente. Si el cuerpo humano no obtiene ácidos grasos naturales (es decir, no hidrogenados), no es capaz de formar células normales sanas. En su lugar, produce células anormales.

Los ácidos grasos de forma trans alteran el transporte normal de minerales y otros nutrientes a través de las membranas celulares. Debilitan la estructura y función de la célula.

Los aceites hidrogenados no sólo se usan en frituras sino también en la elaboración de alimentos.

Los aceites hidrogenados prolongan la vida útil de los alimentos procesados. También son más atractivos para los consumidores, a pesar de tener un alto contenido de grasa, los alimentos que contienen aceites hidrogenados no tienen un sabor grasiento o aceitoso. Además, los aceites hidrogenados son baratos.

Cuando se come una galleta, una golosina o productos envasados y rotulados como light o "bajo colesterol", se consume grasas trans, esas que no se ven y que por eso también se las llama "grasas fantasmas".

El consumo de grasas trans por mujeres embarazadas es sumamente peligroso porque a través de la placenta pasan directamente al bebé.


Las grasas saturadas van deteriorando  e incluso empequeñeciendo  el cerebro porque el tejido adiposo invade el tejido neuronal. Las carnes rojas y embutidos no deben ingerirse más de dos veces al mes.


Pesticidas de frutas y verduras

Consumir a diario varias raciones de frutas y verduras es asegurarse buena salud mental… pero sólo si se lavan bien. Hay que tener en cuenta que esos alimentos contienen restos de pesticidas y, si no se eliminan convenientemente, pueden ir acumulándose en el organismo y dañar las neuronas. Antes de ingerirlas, se deben mantener bajo el chorro de agua o dejarlas en ella diez minutos con un desinfectante específico para alimentos, sobre todo si la persona está embarazada.

Las  frutas y verduras que contienen más pesticidas son manzanas, apio, fresas, duraznos, espinacas, nectarinas, uvas, pimientos, papas, arándanos azules, lechuga, col verde, cilantro, pepino.



Los peores alimentos y bebidas para la salud perjudiciales para el cerebro

En general sabemos con bastante seguridad cuáles son los alimentos más saludables y que debemos comer con más frecuencia. También sabemos qué alimentos son poco saludables, pero quizás no sepamos cuáles de estos alimentos son los peores para nuestra salud.

Sin embargo, que sean poco saludables no quiere decir que sean prohibidos, sino que se deben consumir con la menor frecuencia posible.

Soda

Ingredientes que se encuentran en una lata de refresco tradicional, convencional

Benzoato de sodio. Es un conservante que se encuentra en los refrescos y que se ha relacionado con las alergias, el asma y el eczema.

Ácido fosfórico. Es el elemento químico que le da al refresco su sabor metálico, se ha demostrado que causa la osteoporosis y la carie dental. Este ácido agota el calcio y otros minerales del cuerpo, ya que se excreta por la orina, llevándose consigo las sustancias de las que están formados los huesos y dientes. Debido a la alta cantidad de minerales que se eliminan del cuerpo, el ácido fosfórico también causa daño a los riñones y está relacionado con problemas renales en los bebedores.

Jarabe de maíz. La mayoría de los refrescos tradicionales todavía están endulzados con jarabe de maíz de alto contenido en fructosa, un edulcorante que ha sido objeto de muchos estudios en los últimos años, vinculándoselo con el síndrome metabólico, la obesidad, la diabetes y las enfermedades del corazón.

De hecho, se estima que los bebedores regulares de refrescos tienen un 80% más de probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que los no bebedores.

Una lata de soda tiene un promedio de 10 cucharaditas de azúcar, 150 calorías, 30 a 55 mg de cafeína, además de tener colores artificiales y sulfitos.

Por otra parte, esta bebida es muy ácida, 30 vasos de agua son requeridos para neutralizar la acidez, lo que puede ser muy peligroso para los riñones. Los huesos actúan como un reservorio de minerales como el calcio, que se vierten en la sangre para ayudar a neutralizar la acidez causada por el refrigerante. El debilitamiento de los huesos  puede conducir a enfermedades como la osteoporosis, la obesidad y enfermedades  del corazón.


Efectos que aparecen después de haber bebido el equivalente a 7 cucharadas de azúcar en una lata de soda


Una decena de minutos más tarde. El ácido fosfórico contenido en la bebida gaseosa disimula el azúcar mediante un gusto acidulado, dando así la ilusión de quitar la sed.
Después de una veintena de minutos. La tasa de azúcar sanguíneo aumenta brutalmente, poniendo a prueba el organismo. El pancréas se embala, secreta insulina en abundancia. Ésta a pesar de todo es vital, ya que sólo ella puede permitir la transformación del excedente de azúcar en la sangre en grasa, lo que el cuerpo es mucho capaz de soportar. Puede almacenar la grasa, y no la glucosa que es para él un veneno mortal cuando está en alta dosis en la sangre. Sólo el hígado es capaz de almacenar la glucosa pero su capacidad es muy limitada.
Después de una cuarentena de minutos. La gran cantidad de cafeína presente en la soda es totalmente absorbida por el cuerpo. Se dilatan las pupilas y sube la presión sanguínea. En el mismo momento, los depósitos de azúcar en el hígado saturan, lo que provoca el rechazo del azúcar en la sangre.
Después de  ¾ de hora. El cuerpo empieza a producir más dopamina. Se trata de una hormona que estimula el «centro del placer» en el cerebro. La misma reacción se produciría si se consumiese heroína. El azúcar también puede provocar una dependencia. Hasta tal punto que un estudio demostró que el azúcar es más adictivo que la cocaína.
Después de 1 hora. Fuerte caída del azúcar (hipoglucemia), y el nivel de energía, tanto físico como mental, colapsa.

Soda de Dieta (Light)


Es la peor bebida de todos los tiempos. Además de tener todos los problemas de refrescos tradicionales, contiene aspartame, que ahora se llama AminoSweet.

Según una investigación realizada por Lynne Melcombe, esta sustancia está relacionada con una serie de enfermedades, con la hiperactividad y problemas de aprendizaje.


Donas (Donuts)

Entre el 35% y el 40% de la composición de donuts son de grasas trans. Esta sustancia está relacionada con enfermedades cardíacas, accidentes cerebro-vasculares y cáncer. Para empeorar, están llenos de aditivos de azúcar, acondicionadores de masa artificial y contienen un promedio de 300 calorías cada una. Este alimento, que es muy apetecido por el público en general, es una bomba azucarada, que destruye la producción de insulina natural. Está elaborado con harina refinada, que incluye fluor y aceite hidrogenado y freído a altas temperaturas.


 

Hot Dogs



Un estudio realizado por la Universidad de Hawai, demostró que el consumo de hotdogs y otras carnes procesadas puede aumentar el riesgo de cáncer de páncreas en un 67%. Un ingrediente que se encuentra tanto en los hotdogs como en el tocino es el nitrito de sodio, un agente carcinógeno asociado a enfermedades tales como la leucemia infantil y los tumores cerebrales en los bebés. Otros estudios indican que esta sustancia puede desencadenar el cáncer de colon rectal. Las salchichas tienen excesivos niveles de sal y de nitratos, que son altamente cancerígenos.


Carnes Procesadas

Contienen altos niveles de nitrato de sodio, reconocido cancerígeno usado para darle el tradicional color rosado y aspecto “fresco” a la carne que podemos encontrar en el supermercado. Una vez que lo ingerimos este nitrato se convierte en nitrosamina, altamente cancerígeno.

El consumo diario de carnes procesadas, como tocinos, puede aumentar el riesgo de enfermedad del corazón en un 42% y la diabetes en un 19%. Un estudio de la Universidad de Columbia también ha encontrado que el consumo de 14 porciones de tocino por mes puede dañar la función pulmonar y aumentar el riesgo de enfermedades relacionadas con este órgano.

Snacks de papa


Estos alimentos  conocidos como bocaditos, contienen niveles más altos de acrilamida que es un carcinógeno. La acrilamida es un compuesto orgánico que generan los alimentos a altas temperaturas, sobre todos aquellos que contienen almidón.

 

Papas fritas



Son preparadas con aceite hidrogenado, y luego cocinadas a altas temperaturas. Las papas fritas contienen no sólo grasas trans, sino también la acrilamida. Además, la mayoría de los aceites utilizados para freír las papas se vuelven rancios en presencia de oxígeno o a altas temperaturas. Estos alimentos pueden causar inflamación en el cuerpo y agravar las enfermedades cardíacas, el cáncer y la artritis.

 

 


Pizza


No todas las pizzas son malas para la salud, pero la mayoría de las que se venden congeladas en los supermercados están llenas de acondicionadores de masa artificiales y conservantes. Fabricadas con harina blanca, absorbida por el cuerpo y transformada en azúcar pura, causando el aumento de peso y el desequilibrio de los niveles de glucosa en la sangre.

La industria alimentaria creó en 2007, con vistas a hacer economías sobre el costo de materias primas necesarias para la fabricación de una pizza, un "queso" falso consistente en una pasta compuesta de 15% de proteína de leche, aceite de palma, glutamato de sodio, saborizantes y espesantes. Para el mercado europeo crearon el Optimum Lygomme ACH.


Snacks de maíz



Desde la aparición de los alimentos transgénicos, la mayor parte del maíz que comemos causa fluctuaciones en los niveles de azúcar de la sangre, dando lugar a cambios de humor, aumento de peso, irritabilidad, entre otros síntomas. Además, la mayoría de estos chips se fríe en aceite, que los vuelve rancios y están relacionados a procesos inflamatorios.


 

Galletas

Hay galletas de muchos tipos. Algunas tienen crema, otras son horneadas. Existe una gran variedad de sabores, pero tienen en común flúor, harina blanca y azúcar, además del aceite hidrogenado.

Según los investigadores de San Diego School of Medecine de la universidad de California, las grasas de ciertos bizcochos como los cookies y otros alimentos procesados podrían tener un efecto nefasto sobre la memoria. Debido a los ácidos grasos trans utilizados para mejorar la textura, la conservación o el sabor de los pasteles. Estas grasas artificiales penetran en cada célula del cuerpo y pueden perturbar las funciones celulares.


Helado industrial

El helado industrializado tiene altos niveles de grasas trans, azúcares, agentes aromatizantes y colorantes artificiales, muchos de los cuales poseen neurotoxinas  productos químicos que pueden dañar el sistema nervioso y el cerebro.

La mayoría de estos helados comerciales contienen los siguientes ingredientes :

Etileno glicol. Este producto químico es utilizado como agente emulsifiante para remplazar los huevos.También está presente en los disolventes de pintura y en el anticongelante.

Piperonal. Este producto químico reemplaza la esencia de vainilla. También es utilizado para matar piojos.

Aldehido C 17. Utilizado para imitar el sabor de la cereza. También es un líquido inflamable que se encuentra en las tinturas a base de anilina, en los plásticos y cauchos.

Acetato etílico. Utilizado como esencia de piña. También es un limpiador para el cuero. Se ha comprobado que sus vapores causan daños crónicos a los órganos.

Aldehido butílico. Utilizado en el helado con sabor de arce. También es un ingrediente de pegamento para el caucho.

Acetato acrílico. Utilizado como sabor de plátano. También es un disolvente de pintura.

ingredientes en un paquete de chicles

Las gomas de mascar comerciales son algunas de las sustancias más tóxicas a las que se puede exponer el cuerpo y, literalmente, pueden llevar a algunas de las peores enfermedades.

Base de goma. Es una mezcla de elastómeros, plastificantes, materiales de carga y resina. Algunos de los otros ingredientes que entran en esta mezcla son el acetato de polivinilo, que se refiere con frecuencia como "pegamento de carpintero" o "cola blanca". La cera de parafina es otro ingrediente que es un subproducto de la refinación del petróleo. Al masticar, estas sustancias se filtran en la boca y el cuerpo.

Aspartame. El aspartame se ha relacionado con todas las enfermedades cerebrales importantes, incluyendo la enfermedad de Alzheimer y la esclerosis lateral amiotrófica (ALS). También se considera un factor que contribuye en muchas otras enfermedades tales como diabetes, esclerosis múltiple, asma, obesidad. Es una excitotoxina, porque sobre excita las neuronas en el cerebro hasta que se queman y mueren.

Aceite de palma hidrogenada y almidón. La hidrogenación es el proceso químico que añade hidrógeno a través de un carbono de doble enlace. Esto se hace para aumentar la vida útil de un producto, convirtiendo el aceite en un plástico de la misma sustancia. Este proceso también crea grasas trans.

Colorantes (dióxido de titanio, azul lago 2, rojo 40). El dióxido de titanio es una nanopartícula que es muy común en los productos de protección solar y muchos otros, incluyendo suplementos nutricionales sintéticos. La nueva evidencia está llevando en la dirección de que esta sustancia es cancerígena, Los colorantes artificiales en los alimentos, como el rojo 40, se fabrican a partir del petróleo y son peligrosos para nuestra salud. Muchas personas tienen alergias extremas a estas sustancias y se han implicado en la contribución al trastorno por déficit de atención (ADD) y otros trastornos y enfermedades.

Sorbitol, xilitol, maltitol Manitol. Estos alcoholes de azúcar se hicieron originalmente a partir de azúcar, pero se alteran tanto que se consideran sin azúcar. Estos productos son mucho peores que el azúcar y pueden estimular el aumento de peso.

Goma de mascar y digestión. Cada vez que se mastica chicle, el cerebro es engañado haciéndo creer que se está comiendo alimentos. Por lo tanto, envía señales al estómago, al páncreas y a otros órganos implicados en la digestión a prepararse para este "alimento". Las glándulas salivales y el páncreas comienzan a emitir las enzimas, que son necesarias para digerir la comida y absorber los nutrientes de los alimentos. La emisión constante de enzimas con el tiempo hace que se agoten las enzimas.

Una buena alternativa para un aliento fresco. Llevar una pequeña botellita de aceite de menta orgánica de calidad alimentaria y cuando se desee tener aliento fresco, sólo hay que poner una gota en la boca y se habrá logrado el mismo efecto.

Equilibrio del cuerpo

La salud está basada en un equilibrio de varios factores: genéticos, fisiológicos, psicológicos, energéticos, del desarrollo, y ambientales.

En medicina, el cuerpo y las enfermedades se dividen en sistemas. Por ejemplo, el sistema cardiovascular, nervioso, inmune, etc. Pero el cuerpo funciona como un conjunto por la interacción entre sus componentes y hay que ver el equilibrio del sistema como un todo.

Al hacer una evaluación funcional del equilibrio de cada paciente después del diagnóstico clínico, se puede prescribir suplementos alimentarios necesarios, o recomendar la eliminación de los elementos tóxicos que interfieren en su equilibrio, ya sean medioambientales o nutricionales.

Este es el punto de vista funcional, en oposición al punto de vista anatómico, y la desintoxicación es una función que conecta todas las funciones de nuestro cuerpo. El término desintoxicación hace referencia al proceso de eliminación, a la bioquímica de los productos químicos nocivos que deben ser neutralizados antes de que se los pueda eliminar.

Recomendaciones en el consumo de aditivos alimentarios

Leer las etiquetas y elegir sistemáticamente los productos con menos aditivos. Recordar que algunos aditivos pueden aparecer camuflados con su nombre común y sin distintivo E correspondiente. Los alimentos con colores llamativos o muy intensos deben evitarse, pues es casi seguro que llevan colorantes. Los colorantes corresponden al distintivo E100-199.

Si se presenta algún tipo de intolerancia o alergia:

* Limitar el consumo de alimentos altamente procesados y pre-empacados.

* Que los alimentos frescos sean la base de la alimentación.

* Aprender bien el nombre de los aditivos a los que se es intolerante. Algunos tienen varios nombres, por ejemplo la tartracina, también se conoce como FD&C Amarillo No. 5.

* Revisar las etiquetas de alimentos procesados y empacados.

* Preferir vegetales y frutas orgánicas.

* Preguntar en los restaurantes sobre los aditivos de las preparaciones. Los de comida rápida son quienes utilizan mayor cantidad de aditivos colorantes.



En los alimentos 100% natural se evitan todos los preservativos, conservadores y colorantes artificiales que comúnmente se encuentran en la comida chatarra, componentes que en vez de vitalizar, quitan energía y llenan el organismo con toxinas que, con el tiempo, causan problemas de salud.

Debe recuperarse en la cocina el gusto por los alimentos con su sabor natural, evitando al máximo los saborizantes y los glutamatos. Los alimentos en cuya publicidad aparece “sin conservantes ni colorantes” pueden ser engañosos. Muchas veces bajo esa aparente bondad se esconde otro tipo de aditivos. Tampoco los productos artesanales naturales garantizan que no tienen aditivos.

En general, debe evitarse aquellos alimentos que tengan muchos tipos de aditivos simultáneamente. Sobre todo es frecuente en algunos alimentos añadir colorantes y conservantes, tres o cuatro tipos de cada uno.

Casi todo lo envasado, procesado e industrial tiene algunos de estos ingredientes u otros igualmente nocivos para nuestra salud, la solución pasa por informarse y buscar vías alternativas, comer mas sano, cocinar uno mismo y mirar con lupa las etiquetas,

Recordar siempre que los alimentos saludables, que promueven la salud son alimentos “vivos”, y la característica de esos alimentos vivos es su descomposición.


Una buena nutrición que aporta los elementos nutricionales básicos
se convierte en una prioridad para mejorar los mecanismos de desintoxicación.

1 comentario:

  1. Despues de leer todo esto y saber que estaba haciendo bien no tomando gaseosa; pero buena informacion la que se encuentra aqui, gracias por alertarme de todos los daños :D

    ResponderEliminar