febrero 12, 2014

Propriocepción – Sexto Sentido : Relación con el Desarrollo Cerebral del Niño




Es la percepción que tenemos de nuestro cuerpo en reposo o en movimiento


La propriocepción, del latín proprius (lo propio) y cepción: (sensación, percepción), es el sentido que informa al organismo de la posición de los músculos, es la capacidad de nuestro cuerpo de ubicar la posición de las articulaciones en todo momento. La propriocepción regula la dirección y rango de movimiento, permite reacciones y respuestas automáticas, interviene en el desarrollo del esquema corporal y en la relación de éste con el espacio.

Movernos en la oscuridad o con los ojos cerrados es posible gracias a la percepción interna que tenemos de nuestro cuerpo.

Mediante la propriocepción, el cerebro es capaz de conocer en cada instante cómo está posicionado el cuerpo respecto al espacio y de qué manera se está moviendo, y todo ello sin la necesidad de tener ninguna referencia visual.

La propriocepción actúa como mecanismo de defensa ante movimientos que puedan lesionar una articulación. Si no es correcta (es lenta o desproporcionada) o no actúa con la rapidez suficiente para prevenir un movimiento exagerado, o la reacción es tan intensa, que es el movimiento de protección el que nos lesiona.

Sistema proprioceptivo

Es el sistema mediante el cual, el cerebro recibe la información sobre la posición y el movimiento de las partes del cuerpo entre sí y en relación a su base de soporte. Esto se produce a través de una serie de receptores distribuidos por todo el organismo.

Sensores posicionales. La información de los proprioceptores, como los husos neuromusculares, es enviada al cerebro para el procesamiento. Hay también sensores de posición alojados en las articulaciones, tendones y piel, quienes captan e indican los movimientos a través del sistema nervioso central y sistema nervioso periférico y con participación del cerebelo quien se encarga de afinar o coordinar movimientos de equilibrio, estabilidad, resistencia y traslación entre otros movimientos menos perceptibles. Sin estos sensores o proprioceptores no existiría movimiento alguno para el cuerpo.

Este sistema se encarga de detectar :

* El grado de tensión muscular
* El grado de estiramiento muscular

Sensibilidad proprioceptiva. Es extraordinariamente importante en la vida de relación del ser humano. Esta información es muy precisa sobre los movimientos rápidos y contribuye a mantener el tono muscular, desencadenando la mayor parte de los reflejos que mantienen el equilibrio.

En colaboración con la vista, la sensibilidad proprioceptiva tiene vital importancia en la coordinación del movimiento: acción de músculos agonistas, antagonistas, sinérgicos y fijadores, de modo tal que la resultante final sea un desplazamiento del cuerpo, o de una extremidad con las siguientes características:

1. Recorrido exacto de modo que no falte ni sobre distancia, según el objetivo deseado.

2. Perfecta relación de trabajo entre músculos agonistas y antagonistas, ya que estos deben trabajar alternadamente; por ejemplo, flexiones y extensiones.

3. Ausencia del temblor kinésico, síntoma inequívoco de inestabilidad articular, tanto al inicio del movimiento, como a su término.
 
4. Ejecución de la acción pedida o deseada, sin descomponerla en sus movimientos simples. Por ejemplo, si se pide elevar el brazo al frente (flexión). y tomar un objeto, lo normal es ir levantando el segmento y al mismo tiempo la mano debe ir abriéndose, preparándose para la acción de prehensión. Lo anormal es descomponer el gesto de modo que primero se efectúa una acción y cuando ella ha terminado, recién se hace la otra.

5. Efectuar las diferentes contracciones musculares, siguiendo un orden, de modo que no hayan movimientos parásitos, innecesarios, que perturben el resultado final.


Receptores

El sistema proprioceptivo está compuesto por una serie de receptores nerviosos que se hallan en músculos, articulaciones y ligamentos distribuidos por todo el cuerpo..

Dichos receptores son : 
* Los husos neuromusculares. Estos tienen una función sensitiva, informando de la longitud del músculo y una función motora, al ser los mantenedores del tono muscular. 
* Los corpúsculos articulares de Ruffini. Situados en las inserciones capsuloligamentarias y en el periostio, proporcionan información sobre la posición articular, la dirección y velocidad del movimiento. 
* Las terminaciones articulares de Golgi. Se encuentran diseminadas a lo largo de los músculos, ligamentos, articulaciones y periostio. Un fallo en esta información, asociado a un fallo visual, es incompatible con la posición de equilibrio.

Propriocepción y Equilibrio

El equilibrio está sujeto a la ley de la gravedad, el cuerpo intenta situar el centro de gravead en la posición más adecuada para logar el máximo de efectividad en el gesto motriz.

La base de sustentación es el polígono que forman todas las partes del cuerpo proyectadas contra el suelo, cuanta más base más equilibrio. Separamos los brazos para lograr mayor equilibrio.

El objetivo del cuerpo es que la línea vertical que pasa por el centro de gravedad caiga dentro de la base de la sustentación para lograr el equilibrio.


Situación del cuerpo en el espacio

Los sentidos del oído, vista y tacto, y las sensaciones proprioceptivas nos informan :


1. A través de la visión podemos observar las distancias de los objetos y establecer referencias espaciales. En situaciones donde no existen referencias visuales como oscuridad o giros, la dificultad para mantener el equilibrio es mucho mayor.

2. El sistema vestibular es el más importante para mantener el equilibrio, está situado en el oído interno y formado por varias estructuras: el vestíbulo donde se encuentran el utrículo y el sáculo con un órgano receptor denominado mácula, que está integrado por células receptoras sensoriales ciliadas y los conductos semicirculares, son tres y están orientados en los tres planos del espacio. Este órgano informa de la posición de la cabeza en su relación con la gravedad y la relación con la aceleración lineal.

3. Todos los órganos sensoriales envían la información recibida al cerebro a través de la médula alojada en el interior de la columna. El cerebro procesa esta información y la devuelve a los músculos para que realicen los ajustes necesarios en cuanto a la tensión y estiramiento muscular para reajustar el movimiento. Es un proceso subconsciente y muy rápido, que se realiza de forma refleja, pero en el que se consiguen grandes adaptaciones neuromusculares incluso a corto plazo.

Fibras musculares del huso
4. El huso muscular es un receptor sensorial proprioceptor situado dentro de la estructura del músculo. Detecta de forma muy rápida los cambios de tensión muscular ante estiramientos súbitos. Ante gestos de este tipo, el huso muscular realiza la función de inhibir la musculatura antagonista al movimiento producido. La activación de los husos musculares, mejoran la propriocepción de forma significativa, respuestas mucho más rápidas, ganando equilibrio y control postural. Estas adaptaciones reducen con mucha certeza el riesgo de sufrir lesiones de tobillo y rodilla.

5. Sustituir apoyos estables por inestables como el fitness-ball, mejora la estabilidad y activación neuromuscular ya que provocará una mayor participación de los receptores sensoriales propioceptivos.

Proprioceptores

Los proprioceptores son responsables de la recopilación de información acerca de los cambios de posición y de la velocidad angular de una articulación. Se encuentran en las articulaciones y alrededor de las mismas.

Trabajan en colaboración con el objetivo de ayudar al cuerpo a reconocer la orientación y el movimiento de sus diferentes segmentos. Es bien conocido que las habilidades se adquieren relacionadas con la madurez del sistema nervioso central. El esquema del cuerpo incluye la percepción de los propios movimientos, la percepción del propio entorno, el conocimiento de la propia capacidad de movimiento, así como experiencias sensoriales que se encuentren relacionadas. Los proprioceptores ofrecen un reconocimiento kinestésico (percepción del movimiento a partir de la posición y amplitud de movimiento de una articulación) que resultará clave para el desarrollo de las habilidades motoras.


Propriocepción consciente e inconsciente

En los seres humanos, se hace una distinción entre la propriocepción consciente y propriocepción inconsciente.

* La propriocepción consciente se comunica por la vía de la columna posterior lemnisco-medial que pasa por el tálamo, y termina en el lóbulo parietal de la corteza. Permite que el cuerpo tenga la capacidad de detectar el movimiento y la posición de las articulaciones. El sistema manda esta información a la médula y al cerebro para que la procese. Después, el cerebro procesa esta información y la manda a los músculos para que realicen los ajustes necesarios en cuanto a la tensión y estiramiento muscular y así conseguir el movimiento deseado.

* La propriocepción inconsciente se comunica principalmente a través del tracto espinocerebelos dorsal y del tracto ventral espinocerebelos y termina en el cerebelo. En general es un proceso subconsciente y muy rápido; la mayoría de las veces se realiza de forma refleja.

Se pone atención a este proceso, por ejemplo, cuando estamos aprendiendo a bailar o andar en bicicleta, entonces sí hacemos conscientes tanto las sensaciones como los movimientos. Y la percepción de la posición muscular es la propiocepción consciente.

Una vez que aprendemos a bailar o a manejar bicicleta, ya no le ponemos atención y el proceso vuelve a ser subconsciente.


Propriocepción del feto a las dieciséis semanas de embarazo

Aunque no ha crecido demasiado en longitud tiene un mayor peso y ya puede percibir la luz y realizar algunos movimientos, muy importantes, que le ayudarán a respirar en el futuro, el cuerpo ya es más grande que la cabeza, el bebé puede agarrar con sus manos y dar patadas ya que los brazos y las piernas son más largos y definidos.

El cerebro va tomando el control de los movimientos. Aumenta la capacidad del bebé para responder a estímulos. Es sensible al tacto y si se empuja el abdomen de la madre puede estremecerse.

Aprende a interactuar con el ambiente, a esto se le llama propriocepción. También será capaz de abrir y cerrar los ojos, mantener la cabeza erguida, abrir la boca, las mamás comenzarán a sentir sus movimientos. En esta semana se puede realizar un análisis de sangre para detectar un posible síndrome de Down o espina bífida y el útero y la placenta seguirán creciendo para que el bebé cada vez esté mejor.



Relación entre el movimiento y el desarrollo cerebral del  niño

Existe una relación entre el desarrollo del sistema vestibular (que incluye el equilibrio y el tono muscular) y el procesamiento auditivo (la capacidad de comprender y seguir instrucciones verbales). 

Si un niño cuya audición es normal tiene problemas con el procesamiento auditivo (seguir instrucciones verbales), entonces será de ayuda fortalecer su equilibrio. 

Si un niño tiene tono muscular bajo con tendencia a babear y a cecear cuando habla, entonces trabajar el movimiento y específicamente el equilibrio, lo que fortalecerá el tono muscular general de ese niño y mejorará su pronunciación de las consonantes.

También existe una relación entre la propriocepción – la capacidad del niño de saber donde está su cuerpo en el espacio  y la capacidad de sentarse quieto y “prestar atención”. Un niño tendrá dificultad en concentrar su atención si el sistema proprioceptivo no está aún del todo formado o integrado. Durante los primeros 7 años de vida, la mente del niño debe elaborar un mapa de la ubicación de los receptores de presión de los músculos, tendones y articulaciones de todo el cuerpo. Podríamos decir que la mente tiene que saber dónde está el cuerpo en todo momento. Si la mente del niño no puede localizar las diferentes partes del cuerpo mientras está sentado en reposo, entonces el niño necesitará mover activamente los músculos o sentarse sobre sus pies para que la mente se “sienta” conectada con el cuerpo mientras el niño mira al pizarrón y presta atención al maestro. Lamentablemente, un niño que se mueve continuamente en su banco mientras mira fijamente al maestro será interpretado con frecuencia como no prestando atención y recibirá la etiqueta de Desorden de Déficit de Atención.

Asimismo, ese mismo niño que no ha desarrollado el sentido de conciencia espacial y no siente dónde está su cuerpo en el espacio, también carece de un sentido interno del movimiento cuando mira formas abstractas como las letras o los números. Los ojos del niño seguirán el movimiento, las líneas y las curvas de las letras y los números, pero las formas no se grabarán. El niño olvidará las formas y no recordará hacia qué lado va el 2 o el 3, o cuál letra es la “b” y cuál  la “d”. Con frecuencia, además de ser catalogados como DDA, estos niños que tienen dificultades de propriocepción son también diagnosticados con discapacidades de aprendizaje conectadas con el procesamiento visual y la memoria visual.

Por último, si el sentido del tacto de un niño no está enteramente integrado, como puede ocurrir luego de un nacimiento vaginal rápido, un parto por cesárea o el uso de fórceps, el niño será hipersensible y, a veces, hiposensible, a la estimulación táctil. Estos son los niños que quieren que se les quiten las etiquetas del cuello de las ropas o que se les den vuelta las medias para no sentir las costuras. Con frecuencia no quieren usar pantalones largos, mangas largas o sacos, porque sienten constantemente las arrugas de la tela contra la piel al mover los brazos o las piernas. Su cuero cabelludo es hipersensible y no les gusta que les cepillen o les peinen el pelo. No les gusta que les corten las uñas.

Estos son los niños que a menudo se apartan de los otros niños y parecen tímidos, porque tienen miedo de ser tocados sin querer por algún niño, y a veces pueden sentir ese toque como un golpe o una cachetada. A veces estos niños parecen agresivos, pegando a otros niños en defensa propia, según ellos lo perciben, luego de haber sido “tocados” o “chocados” por otros niños. Es como si ese leve “toque” o “choque” se amplificara cien veces.

En general, los niños con cualquiera de estos problemas de integración sensorial a menudo tienen dificultades con las relaciones con otros niños. Sus mentes y sus ojos están demasiado ocupados con la sola tarea de tratar de ayudarlos a mantener el equilibrio, averiguar dónde están en el espacio, y evitar chocar con otros objetos y otras personas. Estos niños se involucran en múltiples actividades simultáneas (multi-tasking) y no gozan del lujo o la libertad de sus mentes y pensamiento para prestar atención a las sutiles señales no verbales de los niños que los rodean. Y ya que la comunicación es mayormente no verbal, su relación con los otros niños se ve afectada.

Además, debido a que estos mismos niños con una o más dificultades de integración sensorial  están siempre abocados a múltiples actividades simultáneas, su sistema nervioso está constantemente bajo estrés.

Estos niños viven en su sistema nervioso simpático de “pelear y huir” sólo para sobrevivir cada día. Los niños que funcionan predominantemente en este sistema nervioso de tensión no están, por definición, en el momento presente. No pueden prestar atención o concentrarse en un solo estímulo a la vez porque su supervivencia depende de poder ser capaces de prestar atención a muchas cosas diferentes en su cuerpo y en su entorno, todas al mismo tiempo.

Estos son los niños que son a menudo catalogados como hiperactivos. Sus pupilas están a menudo dilatadas, sus manos y pies están con frecuencia fríos, están hipervigilantes y se distraen con facilidad, son hipersensibles a los sonidos, y tienen dificultad en concentrar su atención. Sus movimientos son espasmódicos y mecánicos y su digestión se ve afectada. También son extremadamente sensibles a los efectos del azúcar y la cafeína y, en el curso del día, alternan entre los berrinches y la apatía.

Niña autista
Una mente bajo estrés funciona en modalidad de supervivencia. En esta modalidad de supervivencia, un niño no puede acceder a sus centros superiores de aprendizaje, y, en consecuencia, no se forman con facilidad nuevas vías y conexiones neurológicas.

Denominaciones tales como DDA, ADHD, desórdenes del lenguaje y el habla, trastornos del aprendizaje, y todo el espectro de los desórdenes autistas, tal vez representen en realidad una gravedad aumentada de una disfunción en la integración sensorial. Un niño catalogado con DDA tiene un sistema proprioceptivo mal integrado y esto puede también crear desórdenes en el procesamiento visual. Un niño diagnosticado con problemas de procesamiento auditivo, especialmente si se olvida lo que tiene que hacer al mover el cuerpo, puede tener problemas vestibulares. Un niño con la etiqueta de autista tiene una severa discapacidad en su sistema proprioceptivo, vestibular y táctil, además de tener un metabolismo débil y un tracto digestivo “perforado”.

Bacteria intestinal benéfica
Cuando un niño ha tenido una historia de uso frecuente de antibióticos (especialmente en los primeros dos años de vida), una dieta alta en azúcares simples, o ha sufrido mucho estrés, puede carecer de la mayoría de las bacterias intestinales benéficas. Pueden proliferar entonces las levaduras que causan inflamación y pérdida de la integridad de la pared intestinal. Las proteínas parcialmente digeridas provenientes de diversos alimentos, como la soya, el gluten de trigo y la caseína de la leche, son entonces absorbidas a través de la pared intestinal inflamada y “perforada” en vez de ser eliminadas en las deposiciones intestinales. Estas proteínas parcialmente digeridas son ahora procesadas dentro del cuerpo y sus subproductos tóxicos pueden cruzar la barrera sangre-cerebro y entrar al sistema nervioso central afectando los centros del habla y otras zonas sensibles del cerebro.


Sanar el sistema nervioso del niño

* Actividades de movimiento rítmicas, armoniosas, no competitivas, tales como caminar, salir de excursión a pie, y nadar. Actividades saludables, en casa, en la escuela y al aire libre en la naturaleza.

* Terapias de movimiento que fortalecen el equilibrio, la propriocepción y el tacto. Estas terapias de movimiento que se llevan a cabo para ayudar a integrar el sistema sensorial del niño deben ser suaves y lentas. Se debe tener cuidado de no activar aún más el sistema nervioso simpático, el “sistema del estrés”.

Si las terapias de movimiento se realizan demasiado rápido o demasiado competitivamente, las vías no pueden formarse. El niño necesita estar relajado en el sistema nervioso parasimpático, para poder formar nuevas vías. El niño necesita estar absorbido por el momento presente, lleno de amor y entusiasmo por lo que está haciendo. El terapeuta debe estar presente ante el movimiento del niño y totalmente entregado al niño de manera amorosa para que ese niño se pueda relajar, mover, y crear nuevas vías neurológicas.

* Se debe dejar de medicar a los niños con estimulantes. Estas drogas estimulantes pueden, es cierto,  atenuar o inhibir las vías que se disputan la atención del niño, pero aún no se sabe cómo pueden estar afectando la capacidad de aprendizaje futura del niño.

* Un ambiente educativo que le enseñe a los  niños sobre el mundo utilizando todos sus sentidos, incluidos la visión, el oído y especialmente las experiencias educativas a través del hacer. Nuestra cultura e incluso algunas instituciones escolares, con su dependencia de la televisión, las computadoras y los videojuegos para la enseñanza, no están desarrollando la mente ni los sentidos de los niños.

* Los deportes competitivos sobre-estimulan y activan, en el niño muy pequeño,  el sistema nervioso “del estrés”.

* La comida con mucha azúcar, la carencia de ácidos grasos esenciales Omega 3 (que se encuentran en el aceite de hígado de bacalao, el pescado, las nueces, el aceite de lino, las algas, las verduras de hoja verde oscuro, y la leche materna). El dormir poco, el estilo de vida sedentario (en el que los niños van en auto en lugar de caminar), todo ello está dificultando la mielinización y la formación de vías neurológicas de los niños.

* Las toxinas en nuestro medio ambiente, incluido el mercurio, el contenido en algunas vacunas, también afectan estas vías sensibles.

* Promover un estilo de vida saludable que incluya alimentos nutritivos, sueño adecuado, y apagar las televisiones, los videos y las computadoras. 
Fuente: Dra. Susan R. Johnson, MD, FAAP, Pediatra de Raphael House, Fair Oaks, California


Funciones de la propriocepción

La propriocepción actúa con más autonomía en el control del equilibrio, la coordinación de ambos lados del cuerpo, el mantenimiento del nivel de alerta del sistema nervioso y la influencia en el desarrollo emocional y del comportamiento.

El cuerpo utiliza este sexto sentido de manera continua. Nuestra actividad locomotora es extremadamente compleja ya que la mayor parte del tiempo estamos moviéndonos a la vez que nuestros sentidos externos (vista, oído, tacto…) tienen que estar pendientes de otras cosas. La información que éstos nos proporcionan respecto al movimiento es limitada, pero el cuerpo no puede permitirse el lujo de “fallar” en un momento de estrés físico, sobre todo en situaciones en las que el equilibrio pueda verse mermado. Entonces, el trabajo coordinado del sistema nervioso junto con la propriocepción es crucial.

Su actividad es relevante tanto en el deporte como en la vida cotidiana:

* Para el deportista, una buena propriocepción aporta un extra en la ejecución del gesto técnico del deporte en cuestión. Un buen apoyo en el chut, una correcta colocación antes del drive, la postura idónea en cada brazada, una recepción segura después de un salto. Está claro que los deportes más proprioceptivos son aquellos en los que el deportista cambia de orientación y posición contínuamente. Por ejemplo, la gimnasia deportiva o la natación sincronizada.

* Para la vida cotidiana, la propriocepción asegura una reacción más rápida en momentos de inestabilidad o de necesidad de movimiento en el que el resto de sentidos no pueden trabajar al 100%. Por ejemplo, por la noche al levantarnos para ir al baño con la luz apagada, o en un momento de frenazo brusco en el autobús.

Cómo se desarrolla la propriocepción

La respuesta es obvia: moviéndose. Aunque con matices.

Es muy importante mantener una vida activa para tener una buena propriocepción. Pero no basta con salir a caminar una hora al día (aunque también la hace trabajar). La vida física debe estar compuesta por movimientos articulares amplios, es decir, las articulaciones tienen que moverse en todas sus posibilidades, en todo su rango. De ese modo el cuerpo reconocerá esas posiciones articulares, las mantendrá en su memoria locomotora y podrá reaccionar eficientemente cuando esa posición vuelva a repetirse.

Cuándo entrenar la propriocepción

Siempre hay que entrenarla. El sedentarismo y la falta de actividad física también influyen negativamente sobre esta cualidad física. Y la propriocepción también afecta la postura, el movimiento.

Taichi: cuerpo y mente en movimiento

Además, se debe tener en cuenta el aspecto preventivo. Conforme se vaya avanzando en edad, ¿se quiere ser ágil, ligero, dinámico? ¿O se quiere correr el riesgo de ser torpe, inestable? Hoy día, en cuanto se detecta una disfunción neuronal en una persona mayor, la primera batería de test que se le hace pasar es básicamente proprioceptiva.

Por lo tanto, no olvidar que todo ejercicio físico, y en especial el proprioceptivo, también hace trabajar al cerebro. Esa entrada y salida constante de información sensorial y motora hacia y desde el sistema nervioso central es un ejercicio estupendo para la mente.


 

Pérdida de la propriocepción

Causas

* Esclerosis múltiple. Ataque autoinmune a los nervios de la columna que causa diversos y variados problemas neurológicos.

* Lesión de la médula espinal. Una lesión de la médula espinal es un daño de la misma como resultado de un trauma directo a la médula espinal en sí misma o como resultado de un daño indirecto a los huesos, tejidos blandos y vasos que rodean la médula espinal.

* Tumor de la médula espinal. Cáncer de la médula espinal o sistema nervioso central.

* Condiciones degenerativas :

Culebrilla. Infección viral que ocurre años después de una infección por varicela.

Tuberculosis. Infección bacteriana que hace que se formen nódulos, por lo general en el pulmón.

Astrocitoma maligno. Un tumor cerebral primario muy maligno formado por astrocitos. El tumor se disemina a través de todo el cerebro y un tercio de los pacientes mueren en el primer año.

Atrofia olivopontocerebelosa. Un trastorno en el cual ocurre degeneración de ciertas partes del cerebro y médula espinal y que ocasiona síntomas tales como problemas musculares, trastorno del lenguaje y corea (ataca principalmente a los niños y se manifiesta por movimientos involuntarios, desordenados).

Ataxia con deficiencia de vitamina E. Un raro trastorno en el cual un trastorno genético ocasiona deficiencia de vitamina E, lo cual a su vez causa problemas neurológicos progresivos tales como ataxia.

El sistema postural da el "sentido del movimiento"









No hay comentarios.:

Publicar un comentario